Primera zona sísmica activa descubierta en Marte

A millones de kilómetros de distancia, un geólogo robótico se encuentra solo en la superficie polvorienta de Marte, escuchando los débiles ecos sísmicos del suelo. El dedo con el que tomas el pulso al planeta rojo es lo suficientemente sensible como para recoger el silbato del viento, el crujir del polvo, el crujir de las fisuras tectónicas y otros muchos temblores que sacuden las entrañas del planeta.

Aunque la mayoría de estas señales eran zumbidos indistintos, dos de ellos destacaban fuerte y claro y se podían remontar a su fuente: la primera zona sísmica activa descubierta en el Planeta Roig.

Estos fenómenos, llamados marsquakes, oscilan entre las magnitudes 3 y 4, según datos de la sonda InSight de la NASA presentadas en una reciente conferencia de la Unión Geofísica Americana. Aunque son pequeños para los estándares de la Tierra, ambos terremotos se encuentran entre los más intensos detectados nunca en Marte. Los científicos pudieron realizar un seguimiento de los dos terremotos en una zona llamada Cerberus Fossae, una serie de fisuras profundas a 1.600 metros al este de donde aterrizó InSight.

Se espera que los resultados del trabajo se publiquen en una revista revisada por pares y los científicos del equipo de InSight se negaron a comentar hasta que se publique el estudio. Sin embargo, el descubrimiento de esta área sísmicamente activa a millones de kilómetros de distancia ha provocado ya un frenesí a los científicos de la Tierra.

‘Todas nuestras expectativas y modelos deben intentar explicar cómo se puede comparar a Marte activo con estas medidas’. Con estos datos, Marte cobró vida para nosotros’, dice Paul Byrne, geólogo planetario de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, que no forma parte del equipo InSight.

Marte 101 Desde la composición de las rocas hasta su potencial para mantener la vida, Marte ha intrigado a la humanidad durante miles de años. Descubra cómo se formó el planeta rojo a partir de gas y polvo y qué significan sus casquillos polares para la vida tal y como la conocemos.

No está claro si este descubrimiento afectará a las decisiones para establecer futuros asentamientos humanos en el Planeta Roig. La actividad podría indicar una fuente potencialmente útil de energía geotérmica en Marte, aunque los terremotos harían parecer que pasa un gran camión, lo que podría ser problemático para los instrumentos científicos sensibles, según Tanya Harrison, científica especialista planetaria en Marte dirige programas científicos. en la compañía satélite Planet Federal. Pero en conjunto, existen otros peligros que podrían suponer mayores riesgos para los futuros aventureros de Marte, dice Byrne.

Concretamente, los terremotos son un signo prometedor para la misión InSight, que pretende aprovechar la actividad tectónica actual en Marte y utilizar estos pequeños temblores para localizar el interior del planeta, al igual que lo hacen los ultrasonidos en nuestro cuerpo.

‘Es un gran problema en la ciencia de Marte’, dice Harrison. ‘Es bueno.’

grietas geológicas

En noviembre de 2022, el rover InSight aterrizó en Marte con ‘el sismómetro más sensible que jamás se ha instalado en el planeta, por lo que yo sé’, dice Christine Houser, sismólogo global del Instituto de Ciencias de la Tierra y la Vida del Mars Institute of Technology. Tokio. No sólo detecta ‘cada grieta y gemido de la corteza’, explica, sino también una serie de cambios en las condiciones atmosféricas. Una serie de detectores adicionales pueden medir la presión atmosférica, la velocidad del viento y la temperatura, entre otras variables, para ayudar a determinar qué es un tsunami y qué no.

Esta falla de Cerberus Fossae sobresale de colinas y cráteres preexistentes, lo que indica que el sistema es relativamente joven. Los científicos creen que se formó hace unos 10 millones de años o menos. Esta imagen grande angular se creó utilizando datos de uno de los canales de cámara estéreo del orbitador Mars Express. Foto de Esa, Dlr, FU Berlin

Aunque la mayoría de lo que el sismógrafo de InSight ha detectado hasta ahora es el rugido del viento, horas después de la puesta de sol este rugido se desvanece y surgen otras señales. el 6 de abril de 2022, InSight detectó el primer ruido sísmico dentro de un planeta, y no en su superficie ruidosa.

Desde entonces, los temblores se han vuelto más frecuentes, con más de 300 detectados hasta ahora, pero es necesario aumentar el seguimiento para determinar su causa.

Los científicos tampoco saben qué mecanismo provoca los diferentes revuelos internos en Marte. En la Tierra, los terremotos suelen ser causados ​​por el constante movimiento de las placas tectónicas mientras se desplazan. Esta danza geológica crea tensiones en la corteza terrestre que a veces alcanzan un punto de ruptura. Cuando esto ocurre, el suelo se puede mover de repente y provocar un choque similar a un terremoto.

Sin embargo, Marte no tiene placa tectónica. Después de su formación, el planeta era una masa ardiente de roca fundida que se enfrió para formar una corteza estática en torno al manto rocoso, aunque la temperatura actual del interior del planeta no está del todo clara. Aunque antes no había volcanes que eligieran lava en la superficie, permanecieron en silencio durante mucho tiempo. Pero Houser dice que los expertos sospechan que todavía puede haber bolsas de magma debajo de la superficie porque su corteza inmóvil puede actuar como una tapa sobre una taza de café caliente y evitar que el calor forme un planeta.

En este caso, algunos de los terremotos pueden deberse a que el planeta rocoso se enfría y se reduce hoy. Esta compresión puede provocar grietas superficiales en las llamadas fallas inversas, donde un bloque se superpone a otro. Pero otros pueden deberse al magma o al agua que pasa por el subsuelo marciano.

¿Cuál es el motivo de esta actividad?

Byrne dice que la causa exacta de la actividad reciente de Cerberus Fossae no puede determinarse sin más datos del equipo de InSight, pero la historia de la zona ofrece algunas pistas.

Cerberus Fossae se considera una de las zonas sísmicas más jóvenes del planeta rojo, puesto que se formó hace sólo 10 millones de años o menos. Su último carácter es geológicamente evidente en los profundos valles que cortan limpiamente las marcas de cráteres más antiguos, de lados escarpados y casi verticales, que el tiempo todavía no ha arrasado. También quedan evidencias de la actividad geológica reciente: varios bloques grandes de la zona parecen haber sido sacudidos de su posición original, dejando huellas en el polvo marciano.

Estas cicatrices profundas pueden haber sido formadas por una burbuja de magma en ascenso, posiblemente asociada con los enormes volcanes latentes del noroeste, que se extendieron y resquebrajaron el paisaje. Algunas de estas fracturas parecen haber vomido sus caparazones de roca fundida.

‘Los eventos sísmicos detectados pueden indicar que la formación de grietas todavía está en curso’, decía el correo electrónico. Misha Kreslavsky, científica planetaria de la Universidad de California, Santa Cruz, quien no forma parte del equipo de InSight, escribió en un correo electrónico.

Byrne especula que otras secciones de la superficie fracturada producen paisajes que parecen haber sido esculpidos por las inundaciones, por lo que es posible que el agua que burbuja debajo de la región sea una causa alternativa de los temblores, aunque también cree que el magma es un probable culpable.

Sea cual sea la fuente, los terremotos proporcionan pistas interesantes que Cerberus Fossae no ha muerto necesariamente: “La historia de esta región todavía se está escribiendo hoy. Es impresionante”, dice Byrne.

Vídeo relacionado:
Conoce al autor, Ignacio Llorente
Ignacio Llorente

Ignacio Llorente es una amante del estudio de los planetas. Por eso nos enseña cómo poner en práctica los mejores consejos para avistarlos y analizarlos. Realiza largas caminatas por la naturaleza en plena noche con su equipo de astrónomos con frecuencia. Los mejores tips sobre planetas que podemos leer.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)