Placas tectónicas. Tierra

En 1960 se presentó la teoría de la tectónica de placas para explicar la formación del relieve terrestre. Colaboraron los geólogos, sismólogos y geofísicos más famosos de la época. Es una teoría actualizada de la deriva continental y se basa en los movimientos constantes que experimentan tanto la corteza terrestre como el fondo oceánico.

Según la tectónica de placas, la parte más externa de la tierra o litosfera está formada por diversas placas rígidas. Flotan sobre una capa de material caliente y flexible como el plástico o la pasta llamada astenosfera. Su calor proviene del núcleo de la Tierra, que tiene una temperatura de 4500 °C.

Las placas se mueven constantemente, se separan o chocan entre sí. Esto explica que los bordes de las placas sean las zonas de la Tierra que sufren los mayores cambios debido a fenómenos geológicos como los terremotos o las erupciones volcánicas.

El concepto detrás de la teoría es que las placas separadas por cordilleras o trincheras se mueven muy lentamente. En el centro de estas cordilleras, el material fundido del manto sube continuamente, mientras que las rocas de la corteza oceánica bajan al manto a través de trincheras.

Este movimiento constante, conocido como convección, hace que el material fuera fluya hacia la superficie. Emerge de los bordes planos y de la litosfera sólida, formando nueva corteza y cambiando la topografía terrestre.

Conoce al autor, Ignacio Llorente
Ignacio Llorente

Ignacio Llorente es una amante del estudio de los planetas. Por eso nos enseña cómo poner en práctica los mejores consejos para avistarlos y analizarlos. Realiza largas caminatas por la naturaleza en plena noche con su equipo de astrónomos con frecuencia. Los mejores tips sobre planetas que podemos leer.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)