El modelo calcula la radiación solar en Marte

Uno de los principales obstáculos para la exploración humana de Marte es la radiación solar. En la Tierra, el ozono absorbe la radiación ultravioleta y actúa como escudo protector para permitir el desarrollo de la vida, pero en Marte, la concentración de ozono es muy baja y no puede absorber toda esa radiación.

Un equipo internacional de científicos, con la participación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), ha desarrollado un modelo capaz de calcular los flujos de radiación que alcanzan la superficie de Marte en distintas regiones del espectro solar.

La investigación forma parte de la misión MetNet (Meteorgical Network), que pretende instalar estaciones de observación en la superficie de Marte para analizar sus parámetros y la atmósfera en los próximos años.

Durante esta misión, el sensor MetSIS medirá la radiación solar en la superficie del planeta en diferentes bandas de hasta 1100 nanómetros. Los investigadores desarrollaron un modelo para simular la radiación que alcanza la superficie marciana en diferentes bandas espectrales y describieron dos métodos para estudiar la variabilidad de los aerosoles en la atmósfera marciana a partir de medidas y un modelo.

‘El modelo puede aumentar el retorno científico de futuras misiones, y los resultados obtenidos pueden contribuir a la preparación para la exploración de Marte’, explica Álvaro Vicente-Retortillo, científico del Departamento de Física de la Tierra, Astronomía y Astrofísica II. UCM y coautor del estudio, publicado en el Journal of Space Weather and Space Climate.

De esta forma, el trabajo permite simular la radiación que llega a la superficie marciana en diferentes regiones del espectro solar bajo diferentes escenarios determinados por la composición de la atmósfera, la latitud y la hora del día y del año .

‘En este artículo, nos hemos centrado en las regiones espectrales cubiertas por los sensores MetSIS, pero se pueden realizar simulaciones en otras regiones espectrales, como las correspondientes al sensor ultravioleta REMS a bordo de Curiosity. rover’, explica el científico.

Resultados más precisos

La simulación es útil en distintas etapas de la misión. Por ejemplo, antes del lanzamiento, es importante conocer la radiación que llegará al instrumento en cada lado bajo distintos escenarios atmosféricos.

‘El uso combinado del modelo y las observaciones de MetSIS (una vez llegue al planeta) puede aumentar significativamente el retorno científico de la misión’, dice Vicente-Retortillo. El físico señala que los resultados presentados se aplicarán ampliamente a investigaciones relacionadas con la dinámica atmosférica, el clima y la habitabilidad en Marte.

El estudio, que también implica el Instituto Interdisciplinario de Matemáticas de la UCM y la Universidad de Michigan (EE.UU.), muestra los resultados en las regiones situadas en la banda de latitud entre 30º Sur y 30º Norte, donde se eligieron inicialmente los puestos de aterrizaje. encargo.

En cuanto a los escenarios atmosféricos, los investigadores se centraron en diferentes concentraciones de partículas de polvo, desde ningún polos hasta la que provocó la mayor opacidad medida por Opportunity durante sus primeros cinco años de medidas.

Estas partículas de polvo tienen una influencia significativa en los procesos de dispersión y absorción de la radiación solar en la atmósfera marciana, lo que afecta al hecho de que el color del cielo en Marte es amarillento y rosado durante el día y azulado en la oscuridad . . puesta de sol, todo lo contrario de la Tierra.

Vídeo relacionado:
Conoce al autor, Ignacio Llorente
Ignacio Llorente

Ignacio Llorente es una amante del estudio de los planetas. Por eso nos enseña cómo poner en práctica los mejores consejos para avistarlos y analizarlos. Realiza largas caminatas por la naturaleza en plena noche con su equipo de astrónomos con frecuencia. Los mejores tips sobre planetas que podemos leer.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)