caídas congeladas. Un planeta lleno de secretos

Durante varios años, las fuertes tormentas que alcanzaron Norteamérica han dejado imágenes impresionantes. Es el caso de esta foto: las cataratas del Niágara, que separan a Estados Unidos de Canadá, congeladas a bajas temperaturas. La temperatura era de 14 grados bajo cero en esa foto.

Pero si miramos de cerca a esta instantánea, podemos descubrir más sorpresas. Por ejemplo, que en la parte interior de la cascada, el agua sigue cayendo en forma líquida y, mientras se cae, se congela. Y no puedes escucharlo, pero el rugido habitual de una fuerte cascada es ahora un flojo suave.

Estos avistamientos fantasmales de las cataratas del Niágara son algo más habituales en el lado canadiense. Casi cada año, parte de la base de una cascada en Ontario se congela, creando lo que los canadienses llaman ‘puente’. Lo que ha sido inusual, y empieza a serlo, es que la última olla de frío polar está forzando la capa de hielo a cubrir un área cada vez mayor.

Esta interesante y turística imagen se ha atribuido al cambio climático. Pero nada más, es un patrón de circulación global conocido como vórtice polar. Aunque normalmente se limita a zonas árticas o antárticas, a veces contiene ondas llamadas ondas de Rossby que se extienden a zonas templadas.

Conoce al autor, Ignacio Llorente
Ignacio Llorente

Ignacio Llorente es una amante del estudio de los planetas. Por eso nos enseña cómo poner en práctica los mejores consejos para avistarlos y analizarlos. Realiza largas caminatas por la naturaleza en plena noche con su equipo de astrónomos con frecuencia. Los mejores tips sobre planetas que podemos leer.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)