La primera planta que creció en la luna muere

El hisopo de algodón, que se convirtió en la primera planta que creció en el extremo de la Luna, murió a causa del inicio de una noche lunar, durante la cual las temperaturas pueden bajar hasta los 170 grados centígrados . La televisión estatal CGTN informó el jueves: el experimento de la sonda Chang’e 4 de China se ha completado y, aunque las fotos de la explosión se publicaron el pasado martes, domingo 13, la embarcación ya ha entrado en modo de ahorro de energía. la noche lunar ya citada (equivalente a 14 días terrestres). ‘La carga fue bien durante las 212,75 horas desde el encendido hasta el apagado. Algunos de los resultados superaron nuestras expectativas’, dijo Xie Gengxin, el diseñador del experimento, según citó CGTN.

En cualquier caso, el científico indicó que el objetivo principal de este experimento era ‘la divulgación de la ciencia’.. La misión nace para llevar a cabo tareas de observación radioastronómica de baja frecuencia, análisis del terreno y topografía, detección de la composición mineral y la estructura de la superficie lunar poco profunda, así como la medición de neutrones de radiación y átomos naturales por estudiar el medio ambiente. . en esta zona satélite. Para ello lleva un pequeño vehículo que recorrerá la zona para registrar, documentar y definir la geología extraterrestre. Pero de todos estos intentos, quizás lo más intrigante sea el biológico: con un artefacto mecanizado, pretenden hacer crecer semillas de hortalizas que se colocarán en un recipiente sellado, un experimento que ha sido aprobado por 28 universidades chinas y que podría abrir la prohibición de nacer.

De hecho, la idea de enviar carga biológica a la Luna fue seleccionada de entre 257 propuestas presentadas por estudiantes universitarios y de bachillerato en el país asiático en 2022. Las imágenes devueltas por la sonda mostraban que el hisopo de algodón había crecido bueno, aunque no había otro. se encontraron plantas. Según un equipo dirigido por científicos de la Universidad de Chongqing, las semillas que llevaba el barco incluían canola, patata y arabidopsis, así como huevos de mosca de la fruta y levadura, que forman una simple mini-biosfera. Las plantas producirán oxígeno y alimentos que otros seres vivos pueden ‘consumir’. Drosophila melanogasters como consumidores y las levaduras como descomponedores producirían dióxido de carbono consumiendo oxígeno para la fotosíntesis de las plantas. Además, la levadura puede descomponer restos vegetales y Drosophila melanogasters y crecer, y también puede ser alimento para Drosophila melanogasters.

La ANEC explicó que los organismos se descompondrían paulatinamente en el contenedor donde se llevaría a cabo el experimento y no causarían ningún daño al entorno lunar. Este ‘viaje’, que recibe el nombre de una leyenda asiática, consta de tres etapas: órbita (Chang’e 1 y Chang’e 2), aterrizaje en la Luna (Chang’e 3 y Chang’e 4) y retorno (Chang’e 4). 5 y Chang’e 6). La fase actual permite un estudio en profundidad del cráter Aitken Basin, formado por un impacto gigante cuando el satélite era todavía muy joven. Se ha podido encontrar material que aporta nuevos datos sobre su formación. Aunque ésta es sólo la punta del iceberg del proyecto, que pretende llevar a cabo una nueva misión tripulada en la Luna. Actualmente no existe una fecha concreta, aunque algunos expertos ya consideran que es el 2036.

Vídeo relacionado:
Conoce al autor, Michael Montero
Michael Montero

Michael Montero es especialista en Astronomía, cuenta con años de experiencia en observatorios y está especializado en avistamiento a media distancia. También ha preparado a algunos grupos de iniciados en astronomía. Una de sus aficiones más importantes es la observación de astros en la naturaleza, que practica cuando sus viajes y trabajo se lo permiten.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)