La evidencia aumenta que la vida llegó a la Tierra mediante comillas

Científicos galos han creado con éxito un experimento que demuestra que la ribosa, uno de los componentes principales del ácido ribonucleico (ARN) en los organismos vivos, se puede formar en las capas de hielo interestelar, lo que apoya la teoría según la que la vida podría haber llegado a los cometas, informa Efe. .

Aunque todavía no se ha confirmado la existencia de ribosa en los cometas reales, ‘este descubrimiento completa la lista de componentes moleculares necesarios para que la vida forme hielo interestelar’.

También ‘admite la teoría de que los cometas son la fuente de moléculas orgánicas que permitieron la vida en la Tierra y posiblemente en otros lugares del Universo’, dijo hoy el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) en un comunicado de prensa. ) De Francia.

La conclusión teórica, publicada hoy por el CNRS y que publicará mañana la revista Science, es el resultado de un ‘análisis muy detallado’ realizado por expertos del Instituto de Química de Niza (sur de Francia). el cometa fue creado por sus colegas del Instituto de Astrophysique Spatiale de la Universidad del Sur, París.

‘Ofrecen el primer escenario realista de la formación de este componente importante, que nunca se ha detectado en meteoritos o hielo cometario’, indica el CNRS en una nota de prensa.

Hasta ahora, se han descubierto algunos aminoácidos (uno de los componentes de proteínas y bases nitrogenadas) que forman parte de los ácidos nucleicos en meteoritos y comillas.

‘Sin embargo, la ribosa, el otro componente principal del ARN, nunca se ha descubierto en material extraterrestre ni creado en el laboratorio en condiciones ‘astrofísicas’, añadió el CNRS.

Para crear un cometa artificial, los investigadores colocaron una ‘muestra representativa’ de agua, metanol y amoníaco en una cámara de vacío a menos 200 grados centígrados, que crearon ‘grandes de polvo cubiertos de hielo, las materias primas de los comillas’.

Este material se expuso entonces a la luz ultravioleta, como hubiera sido si se hubiera formado en condiciones naturales, y después la muestra se calentó al igual que un cometa se calentaría a medida que se acercaba al Sol.

Científicos del Instituto de Química de Niza han analizado su composición mediante un método muy preciso (cromatografía de gases bidimensional asociada a la espectrometría de masas en tiempo de vuelo).

‘Se han descubierto varios azúcares, incluida la ribosa. Su diversidad y abundancia relativa indican que se formaron a partir de formaldehído, una molécula presente en el espacio y en los cometas que se forma en grandes cantidades en metanol y agua’, ha añadido el CNRS.

EFE

Conoce al autor, Michael Montero
Michael Montero

Michael Montero es especialista en Astronomía, cuenta con años de experiencia en observatorios y está especializado en avistamiento a media distancia. También ha preparado a algunos grupos de iniciados en astronomía. Una de sus aficiones más importantes es la observación de astros en la naturaleza, que practica cuando sus viajes y trabajo se lo permiten.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)