Gliptogénesis. Tierra

La gliptogénesis consiste en el desgaste producido en la corteza terrestre por factores externos. Estos factores externos provienen principalmente de la energía solar, como el agua o el viento, y erosionan la topografía de la corteza terrestre. La fotografía muestra los efectos de la erosión del viento.

Existen diferentes procesos de gliptogénesis. Es un caso de atmósfera atmósfera donde el aire, el agua, la temperatura cambian y los seres vivos cambian la superficie de la tierra. La meteorización puede ser mecánica o química.

La mecánica resulta de los cambios de temperatura o de la acción de animales o plantas. La meteorización química, en cambio, se refiere a sustancias erosivas de la atmósfera, como el dióxido de carbono o el vapor de agua.

El efecto de la erosión provocada por la gliptogénesis depende de la intensidad de los agentes erosivos, como los estados ternarios del agua o la fuerza del viento. La resistencia del material que recibe el impacto es también decisiva.

Cada agente de erosión exógeno provoca distintos relieves. Distinguimos entre la erosión provocada por las olas del mar, la erosión eólica o eólica, la erosión fluvial o la erosión glacial.

Vídeo relacionado:
Conoce al autor, Michael Montero
Michael Montero

Michael Montero es especialista en Astronomía, cuenta con años de experiencia en observatorios y está especializado en avistamiento a media distancia. También ha preparado a algunos grupos de iniciados en astronomía. Una de sus aficiones más importantes es la observación de astros en la naturaleza, que practica cuando sus viajes y trabajo se lo permiten.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)